El color de la sombras

Con la masificación de aparatos electrónicos y técnicas digitales que cada vez automatizan más y más el acto de realizar una fotografía, nos vamos entumeciendo en nuestros sentidos y capacidad analítica sobre lo que vemos.

Hay algunos aspectos que la gente comúnmente ignora, como ¿de que color es una sombra? Perfectamente podrían responderme “¿y a quien le importa?” o “¿de que sirve saberlo?”. Claro, en una fotografía digital tomada en modos automáticos de poco y nada sirve saber un detalle tan rebuscado como este, pero antiguamente, cuando las imágenes se tenían que plasmar sobre un lienzo a punta de pinceles y pigmentos, era muy importante alcanzar a ver estos detalles sutiles por que de otro modo, la pintura se vería mas irreal de lo que en esencia es una pintura.

¿De que color es una sombra?, y sí, la pregunta no tiene trampa, las sombras tienen color: el color de una sombra es el complementario al color de la luz que se emplea.

Si por ejemplo, empleo luz de incandescencia sobre un objeto, las sombras que provoca este tipo de luz, son azules, pues por que esta luz es de color naranja (azul y naranjo son complementarios). Si empleara luz verde, las sombras serian de color magenta… y así con todas las fuentes de luz.

Si la luz es de color blanco, las sombras son grises, que es lo que acostumbramos a percibir de manera habitual ya que la luz patrón es la del sol que en la mayoría de los casos es de hecho “blanca”, así que con luz blanca, realmente no hay mucho de que preocuparse. Es en el caso de la luz artificial con dominantes de color cuando el color de las sombras puede adquirir un factor relevante.

En la imagen anterior, la luz clave es de color naranjo y está a la izquierda, esto provoca sombras de color azul a la derecha que se disimulan con luz de relleno del mismo color, que a su vez por el otro lado provoca sombras naranjas y coincide con el color de la luz clave.Vean las sombras que se proyectan en el piso, ¿de que color son?, pues del color complementario al color de la luz.

Para el caso de las fuentes de luz anaranjadas, las sombras son azules. Cuando se hace balance de blancos para luz anaranjada, todos los colores se desplazan al azul eliminando las dominantes naranjas. Esto no es novedad, casi todo quien haga balance de blancos manual lo sabe, PERO al mismo tiempo que bajan las dominantes naranjas, los blancos se convierten en azules y los azules presentes se exacerban, en este caso las sombras quedan muy en evidencia con un color azul.

Esto es la raíz del problema, por que la fotografía pareciera ser iluminada con luz blanca, pero las sombras delatan que la luz no era blanca, por ende, la foto se ve “extraña”.

Si bien esta información no la captamos de una forma consiente, el cerebro es capaz de darse cuenta de la diferencia y puede percibir que hay algo raro en una fotografía a la que se le ha cambiado el color de forma digital.

Para demostrar esto que es sumamente poco intuitivo generé la siguiente situación: Forré una lámina con papel de aluminio, por que es completamente opaco (no transmite luz) y su color no afecta a la escena por posibles reflejos. Iluminé desde arriba con luz de colores puros y saturados para que la sombra que se proyecte evidencie su color sobre el papel blanco. Separé el color que se forma al mezclar la luz de la sombra con la luz de la fuente coloreada con un flash de luz blanca y de éste modo subir algunos tonos para revelar más claramente el color resultante. Todas las fotografías se tomaron directamente en JPG en la cámara con balance de blancos "luz de flash". El resultado:
Luz Verde, Sombras Magenta - Rojizas
Luz Naranja, Sombras Azuladas
Luz Azul, Sombras Naranjas
Luz Cyan, Sombras Rojas
¿De que sirve?

Bueno, debo reconocer que a veces soy exagerado y purista, creo que aun cuando se tenga la opción de emplear métodos digitales, cámaras digitales, etc… lo mejor es hacerlo todo de la manera mas análoga posible y recurrir a lo digital sólo para hacer aquello que no sea posible realizar en cámara en el instante de la foto.

Usualmente se recurre al balance de blancos para tener “más fidelidad” a la hora de reproducir colores, en vez de corregir el color de la fuente de luz.

Antiguamente por ejemplo, a las fuentes de incandescencia se les ponía un filtro azul encima, los conocidos CTB que filtraban la luz y permitían que la luz sea blanca, aunque claro, se perdía luz en el filtrado y los filtros a su vez no salían baratos, más encima, implicaba tener cierta experticia para eliminar el tono naranja sin pasarse al azul, ya que todas las fuentes de incandescencia tienen una dominante naranja de distinta intensidad.

Hoy en día, el balance de blancos digital es instantáneo y sumamente económico, no se pierde luz (en realidad sí se pierde, pero el sistema internamente amplifica la señal lo suficiente para que no se note, ganando ruido por cierto), pero genera problemas de reproducción de color, especialmente en las sombras.

Si bien usar el balance de blancos digital o un filtro de color en el lente es cómodo, es una opción que debería emplearse cuando no hay mas remedio frente al color de la luz ambiental, cuando uno no puede manejar la iluminación, pero cuando uno tiene la posibilidad de iluminar a su antojo (especialmente en fotos, donde los equipos de iluminación son pequeños), debería idealmente modificarse la luz y no otra cosa.

Aprender a usar todos estos filtros en la fuente de luz, tienen por objetivo componer íntegramente con luz directamente en el celuloide o en el censor digital. La dificultad claro, está en que una foto así es muy difícil de corregir en post proceso, usualmente una foto a la que se le ha hecho mal el trabajo de iluminación es una foto inutilizable y el desafío radica en hacer la fotografía íntegramente en la cámara. El revelado del RAW puede servir para controlar la saturación, contraste, brillo de la foto como se haría eligiendo el tipo de película en caso de usar celuloide, o bien, para completar el histograma (si por ejemplo se mete luz parásita al lente).

Ahora bien, a modo de opinión y de discusión. Siento que de paso, debería valorarse un poco más el color de la luz ambiental y emplearlo como un elemento compositivo, especialmente si se trata de luz de fondo (y el primer plano iluminado con flash por ejemplo) o en último caso, dejar el color de las luces tal cual es y plasmar el verdadero contexto en que la foto fue realizado, por ejemplo como sucede con el pesado tono anaranjado o verde de las luminarias callejeras de cuando se hace fotografía nocturna ya que de algún modo le dan un contexto especial a las imágenes y el solo hecho de tener una dominante de color, aporta con información adicional a la composición y la capacidad de comunicar un mensaje (nocturno para este ejemplo) se enriquece… bajo mi modesta opinión claro está.

Saludos

2 comentarios:

  1. O.O
    Muy interesante, la verdad yo solo uso mi intuición y los colores complementarios son algo que solo estaba en mi subconciente, recién hace un par de años supe para que servían y recién ahora que leo esto me doy cuenta de porque los uso "inconscientemente" en la fotografía al editar los RAW en Lightroom.

    ResponderEliminar
  2. Si, el fenomeno del color esta siempre presente en todo :)

    Gracias y perdona que se me haya pasado este tema de tanto tiempo atras :)

    ResponderEliminar