La ampolleta del flash fotográfico

Es curioso, pero este noble aparatito llamado flash, es una herramienta tremendamente poderosa si es que se aprende a usar, y es mucho más versátil de lo que la gente pudiera creer, ya que no sólo sirve cuando está oscuro. Con uno o más flashes, aun a plena luz del sol, es posible modificar el efecto fotográfico con resultados muy cinematográficos, pero para comprender a cabalidad las posibilidades de uso del flash, me parece que hay que comprender también aspectos laterales propios de su naturaleza y con ellos las limitaciones que involucran.

Últimamente hay una especie de moda, donde muchos aficionados a la fotografía con un flash compacto a pilas montado sobre un atril logran resultados bastante buenos, aun sin manejar conceptos más duros sobre iluminación. Esto me parece bueno desde el punto de vista de la “democratización” de la fotografía, donde cada vez más gente entiende las dificultades de hacer una buena imagen, pero malo también, por que al simplificar tanto las diversas técnicas y base teórica que requiere comprender el fenómeno luminoso, provoca que haya problemas de comprensión y de aplicación.

Uno de ellos es un aspecto físico bastante menospreciado y que tiene relación con la forma de la ampolleta del flash. Es en esencia el factor fundamental que determina la capacidad de generar una fuente de luz lo mas parecido al sol.


Hay que entender como base primaria que todo lo que se pueda hacer en fotografía, está concebido pensando en la forma en la que el ser humano ve las cosas y por supuesto que esto depende de la luz. Nuestro modelo patrón de la luz es el SOL tanto en color, en dirección, en calidad, etc.
Esta referencia en particular toma dos características bastante importante a la hora de diseñar un flash fotográfico:

-          la temperatura de color
-          la forma de la fuente luminosa

La temperatura de color de un flash está diseñada para alcanzar los 5400-5600 °K que es mas o menos el valor de la luz solar al medio día de un día despejado de verano en una zona geográfica cercana a los trópicos, o sea en la parte del planeta donde los rayos solares llegan con poca inclinación y tienen menos trayectoria (la atmosfera consume las longitudes de onda mas cortas del espectro, conforme más distancia tenga que avanzar la luz, menos azul contiene, por este motivo la luz de atardecer es naranja).

La forma de la fuente luminosa (el sol) es, aunque parezca obvio, redonda, específicamente un disco luminoso (en términos bastante simples) lo que provoca una fuente de luz bastante homogénea en todas direcciones.

Ahora bien, los soportes fotográficos de manera habitual están calibrados para reaccionar al espectro electromagnético que para los humana es visible, algo que se conoce como sistemas “pancromáticos” al mismo tiempo que considera la diferente sensibilidad del ojo humano al color según componentes (rojo verde y azul), lo que da por consecuencia que para un ojo humano, una fuente de luz con una temperatura de color de 5500°K sea “blanca”, así que en rigor, las películas y censores digitales están hechos para ésta temperatura de color (salvo excepciones como las películas graduadas para tungsteno). No quisiera extenderme mucho en este detalle, sólo quisiera puntualizar que los censores digitales en efecto están calibrados para esta temperatura de color y no otra, el balance de blancos es una corrección mediante software que se realiza dentro de la cámara para adaptarse a luces con dominantes de color, pero las cámaras digitales sólo ven luz de 5500°K.

Ahora bien, cambiar cualquiera de éstas características en la fuente de luz artificial, sólo harán que la fotografía se vea artificialmente iluminada. En este sentido hay un aspecto que por economía no se considera mucho salvo que se trate de unidades de mucho presupuesto, me refiero a la forma de la ampolleta.

Hay dos tipos de ampolleta de flash, las lineales y las helicoidales.

Las ampolletas lineales son las típicas ampolletas de flashes compactos y de flashes económicos.


Al ser lineal, genera una mancha de luz irregular, de forma alargada, es como tener una hilera de ampolletas y que cada una genere su propia mancha. Por ese motivo siempre se forma una mancha de luz que es más brillante en el centro que en los costados. Lo ilustro en la siguiente imagen que hice en paint. 
 Esto afecta además la forma de las sombras y la percepción de la imagen. Las fotos hechas con esta clase de ampolletas suelen verse irreales.

Luego están las ampolletas helicoidales que encontramos en la mayoría de los flashes de estudio.


Las fotos quedan más bellas con la luz que produce una ampolleta  helicoidal por que ésta es redonda y la mancha es simétrica, de manera análoga a lo que sucede con la luz solar que es nuestro referente.

Una forma de demostrar que las sombras solares son homogéneas, es lo que sucede en un eclipse, como podemos ver en esta rara fotografía tomada desde la estación MIR el año 99. 


Una mancha redonda, no por causa de que la luna sea redonda, si no, por que la fuente de luz es redonda, la demostración acá:

Si ponemos un elemento opaco y simétrico frente al flash lineal, se produce una sombra alargada en posición perpendicular a la ampolleta como se ve en ésta imagen. 


Si ponemos un elemento perforado y simétrico frente al flash lineal, se produce una mancha de luz alargada en posición paralela a la ampolleta como se ve con los snoots.

 

Entonces la mejor forma de demostrar la uniformidad de la luz, es poniendo un anillo frente al destello de la luz y ver sus sombras. Por el centro del anillo se formarán manchas de luz alargadas en la misma dirección de la ampolleta y por el exterior del anillo se formará una sombra alargada en posición perpendicular a la dirección de la ampolleta.

Flash compacto con ampolleta lineal:


Flash cabezal con ampolleta helicoidal:

 
 
Y repitiendo el experimento ahora con nuestro referente, el sol, este es el resultado: 

 
 
Las sombras son considerablemente mas dura, pero solo por el detallito de que el sol esta a 150 millones de kilómetros de la tierra. A pesar de que traté de poner el anillo lo más alejado de la tela para exagerar la transición de las sombras, no fue mucho lo ganado. De todos modos, es evidente que el flash de cabezal (la ampolleta helicoidal en realidad) genera una sombra muchísimo más parecida a lo que provoca el sol.

Bueno, ¿de que sirve saberlo?: pues si queremos lograr un resultado detallado y de aspecto natural en todos sus detalles, debemos elegir flashes con ampolletas helicoidales, aunque claro, esto implica mas presupuesto en flashes y muchísima mas complicación si es que se quiere trabajar en exterior, ya que la mayoría de éstos flashes requieren alimentación continua y los que usan baterías son sumamente pesadas y tremendamente costosas.

Los flashes compactos y pequeños son útiles para producciones económicas y rápidas, funcionan a pilas, consumen poco espacio, son ligeros, pero su reproducción no es del todo fiel como podría pedirse y aun teniendo una excelente técnica de iluminación el resultado siempre será sintético.

Comentarios?

3 comentarios:

  1. En mi opinion, si es que se me permite, un uso excesivo del flash incluso teniendo sol es innecesario, yo considero más profesional y admirable una fotografía con una buena mezcla de diafragmas, velocidades e ISO, he visto fotos con grandes resultados incluso fotografía nocturna (hasta en blanco y negro) hechas sin el flash, sólo con conocimientos, y saber aprovechar el escenario y los distintos angulos.

    Es sólo mi humilde opinión, nada más:)

    ResponderEliminar
  2. Ok, solo no me agrada meter la palabra "profesional" en una opinion subjetiva.

    El uso de flash en un trabajo verdaderamente tecnico siempre es necesario, por que es muy diferente hacer una foto para mirarla en el computador que hacer una imagen que debe pasar por todo un flujo de trabajo, por ejemplo para prensa, donde el maximo contraste recomendable es de 1:2 y esa situacion queda exedida en todas las fotos hechas solo con "suficiente luz solar" y en todas las fotografias nocturnas que no tengan un correcto manejo de la luz de relleno.

    Solo en el caso de la luz solar, podria cambiarse el flash por un reflector, pero finalmente la metodologia es la misma.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. a mi modo de ver la solución es tan simple como que la ampolleta este puesta hacia adentro, que una de las puntas apunte al sujeto (no se si se entiende) así como están puestas las luces de xenon en los proyectores de las salas de cine

    ResponderEliminar