Película Cromogénica Monocromática KODAK BW400CN

Es curioso que tomar fotos en película a color es más barato que hacerlas en película blanco y negro, considerando que los rollos son más baratos y el proceso de revelado, como se trata de un estándar industrializado es fácil de encontrar a un precio razonable.

Ahora bien, quizá lo que más me complicaba al comienzo, era el valor de los rollos blanco y negro, especialmente los de ISO 400, que por lo general, si se quiere un producto de calidad, de grano fino, implica comprar quizá un Ilford HP5+ cuyo valor no es  tan amigable comparado con uno de la misma sensibilidad pero hecho para color y revelado en maquina (c-41) al grado que en algún momento pensé en comprar directamente películas a color y revelarlos cruzado con revelador para blanco y negro.

En efecto, en su momento hice el experimento y las fotografías hechas en película color revelado con revelador D-72 me generaron fotos monocromáticas, y claro, el revelador actúa sobre la emulsión y la metaliza generando diferencia de densidades de manera indistinta si es color o blanco y negro, sólo que en el caso del D-72 sobre película color, el revelador no es capaz de activar los copulantes de color que le da la cualidad al celuloide de ser un negativo a color y no uno monocromático.

A raíz de esta experiencia me puse a investigar sobre el tema y descubrí  que los astutos fabricantes de películas ya habían creado un producto basado en esta idea, las películas “cromogénicas”.

Una película cromogénica es una película negativa pero que posee acopladores de color, los llamados tambien copulantes de color, de modo, que cuando se revela en un mini lab con el proceso c-41 produce una imagen a color. En este caso, la película Kodak BW400-CN carece de estos copulantes de color y al ser revelado produce sólo densidad de plata metálica generando una imagen monocromática pero con todas las facilidades que representa el proceso completo de revelado color.
Curva característica de una película monocromática cromogénica
El funcionamiento de esta película es idéntico al de una película color, tiene tres capas de emulsión que reaccionan de manera independiente a los colores rojos, verde y azules, pero carentes de copulantes de color.

De esta cualidad, se heredan todas las cosas buenas y malas de una película a color como por ejemplo:
  • Posee un grano bastante fino comparado con equivalentes ISO en blanco y negro nativo
  • Es barato
  • Es bastante resistente a las ralladuras
  • Tiene una latitud algo estrecha comparada con una emulsión blanco y negro nativa
  • La ley de reciprocidad afecta de manera independiente a las tres capas generando desplazamientos de tonos impredecibles en largas exposiciones
  • Se puede copiar directamente en papel color generando imágenes en escala de grises
Quizá, uno de los mayores problemas de este sistema es que no se trata de un sistema de blanco y negro nativo, por ende las copias digitalizadas y en papel químico tienen siempre dominantes de color que no las hacen perfectamente en escala de grises, pero con la ventaja de que las copias se pueden hacer en el mismo minilab bajando considerablemente el costo y el tiempo ya que deja de ser un proceso artesanal como la ampliación de negativos blanco y negro.

Ahora bien, hay que establecer que no hay mejor solución para hacer una toma en blanco y negro que el sistema nativo en blanco y negro, pero hay que reconocer que vivimos en un mundo comercial y frente a la necesidad de tener fotografías monocromáticas a bajo costo, la película cromogénica es una gran opción ya que el costo completo de producción es el mismo que una fotografía analógica color, especialmente importante hoy en día donde hay pocos fotógrafos capacitados en el proceso original del blanco y negro.

En esta oportunidad quise ponerla a prueba en una situación real y probar la kodak BW400 CN que coincidentemente me regaló un amigo..



Armamos una producción de modas gracias al vestuario del diseñador Jorge Bejar y ajusté el efecto e iluminación (flash) para las condiciones de la película al mismo tiempo que realizaba fotografías con la cámara digital, así que en esta oportunidad la comparativa será entre ambas (les voy a quedar debiendo una comparativa de la cromogénica con una blanco y negro ilford hp5+, y la cromogénica con una a color revelada con d-72). Acá las imágenes sin ninguna clase de retoques para que saquen sus propias conclusiones.

Digital
BW400-CN
Digital
BW400-CN
BW400-CN

BW400-CN
Es bastante exquisita la sensación de captura analógica. La reproducción de texturas es mucho más rica que en la digital, se queman menos las altas luces y las bajas luces contienen más texturas que en el digital. Aún asi me da la sensación de que la latitud es estrecha como suele suceder con las películas a color, aunque ciertamente mayor que en la digital. Estas fotografías fueron digitalizadas "a color", el scanner fue configurado para película a color y en modo color de 48 bits, por ende lo que vemos es una fotografia JPG a color, con el color que reproduce el film dejando en evidencia la dominante verde que tiene en todas las imagenes. Es sutíl la dominante y es homogénea por lo que es casi imperceptible.

Espero les haya gustado
 Saludos

1 comentario:

  1. Interesante comparativa. Para aprovechar los líquidos de revelado C41, yo también prové una de estas películas BN, en mi caso la ILFORD XP2 SUPER, obteniendo resultados más que satisfactorios, aunque los carretes son más caros que los de color.

    ResponderEliminar