Redscale doble exposición con Belén Sandoval

Estas semanas he estado perfeccionando la técnica conocida como redscale (1) (2) (3). Comienzo a generar aplicaciones un tanto más definitivas, pues ya comprendo con más detalle cómo se comporta la película cargada al revés, pero sigo incluyendo un elemento experimental adicional para poder seguir avanzando.

De la experiencia anterior, pude comprobar que incluso exponiendo la película 4 EV por sobre lo que se ha rotulado, la influencia de la capa anti halo es cosmética al grado de dar una dominante cálida sobre la imagen pero sin mermar la capacidad de captar color.

El objetivo del experimento que compartiré en esta entrada, trata de mostrar cómo se comporta la película expuesta en esas condiciones, de modo que armé una pequeña producción junto a la modelo Belén Sandoval, el diseñador de modas Luis Espinoza y la maquilladora Solange González en las calles Santa María con Pedro de Valdivia para montar una sesión de fotos con mucho colorido y poder evaluar la capacidad de la película de captar colores además del tono rojizo que se provoca al momento de que la imagen atraviesa la capa antihalo y el soporte antes de llegar a la emulsión.

Primero partir por la fotografía digital que sirve de referencia de control y que ha sido construida de forma deliberada ya que contiene extensiones de rojo (vestido), verde (el pasto de fondo) y azul (el cielo).


Y ahora una tomada en película
Se aprecia que se reproducen casi todos los colores, el verde del pasto en el fondo, los rojos del vestido de Belén, pero los azules se anulan por el tono anaranjado del método redscale. Se aprecian bien los detalles, especialmente del maquillaje que se hizo recargado pensando en la situación.

El elemento adicional que quise agregar a este experimento, fué que antes de invertir el rollo, lo cargué como siempre en la cámara fotográfica y comencé a dispararlo subexponiendolo 2EV para fotografiar texturas como esta:

Los listones de madera que comprenden la estructura de una banca pública. Así tambien fotografié el cielo, rejas, follaje de árboles, baldosas, etc. Cuando acabé el rollo, entonces lo "convertí" en redscale cargándolo invertido en un chasís vacío y lo volví a meter dentro de la cámara pero esta vez seteando el fotómetro en ISO 50, o sea, 4 EV por debajo de la sensibilidad nominal del rollo (el rollo originalmente era de ISO 400).

El resultado es el siguiente:

 

Y en un entorno con más contraste:


Y la respectiva digital de control:

 

Conclusiones:

Me parece que no es mucho más lo que se puede probar empleando la técnica redscale como tal. A +4EV la reproducción de color es bastante buena, los colores quedan pasteles y cálidos, por lo que hay que evitar los tonos fríos. Quizá seria interesante hacer una sesión redscale sólo en tonos fríos para ver que sucede, pero lo esperable es que estos colores se anulen y se vean grisáceos.

La doble exposición es interesante, pero distrae mucho, aún cuando las fotografías originalmente estaban subexpuestas -2EV para bajar la presencia de la textura previa.

Otro detalle que me parece un tanto problemático, es que si ponen atención, los fotogramas de la textura previa no calzan con los fotogramas de la imagen definitiva y esto al menos, personalmente, me provoca ruido visual.

Cabe destacar que todas, absolutamente todas las imagenes están sin edición, las imagenes se logran directamente en la cámara manejando la exposición y efecto fotográfico. El digitalizado de negativos es un servicio que contrato aparte, por lo que no tengo mayor control sobre como se están cortando los fotgramas, aunque puede resolverse de manera sencilla en Photoshop, pero en honor a la transparencia de mis publicaciones, prefiero presentar las imagenes tal como me las entregan y dejar que el lector se pueda hacer una impresión propia de lo que se está logrando.

De todos modos, es un recurso interesante, con algo de práctica con seguridad se puede lograr algo interesante. Dejo con ustedes algunas fotografías adicionales de "yapa" que tome en la sesión experimental que realicé en el Museo Ferroviario de Quinta Normal :) pero no sin antes agradecer nuevamente a los colaboradores que permiten que esta clase de experiencias sean posibles, en este caso, la modelo Belén Sandoval, la maquilladora Solange González y el diseñador de vestuario Luís Espinoza.

 
 
 
 
 
 

Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario