Fotografia en Eastman Double-X Celuloide de Cine

Esto es un tema que estaba en mi mente hace ya un par de años, cada cierto tiempo lo comento y por fin se han dado todas las circunstancias necesarias para poder materializar esta idea.

Es relativamente complejo por que implica armar una infraestructura que soporte este tipo de material ya que se vende en cantidades “industriales” y el revelado no es estándar. No es que digamos que es algo ultra especial, pero involucra pasar por un proceso personal de reconocimiento, ya que no es como las típicas películas fotográficas de las cuales hay suficiente antecedentes documentados a los cuales consultar en caso de querer realizar determinado tipo de fotografías.


Lo que se ve ahí es una lata de película negativa blanco y negro Eastman Double X, "Silent Movie Film" ISO 250(200), o sea, significa que es de ISO 250 para luz día (5000-6000 °K) e ISO 200 para luz incandescente (2800-3600 °K).

Las razones de emplear este tipo de película son las siguientes:

•    La emulsión es extremadamente fina, esta diseñada para grandes ampliaciones
•    Posee latitud extendida gracias a su tecnología multi capas
•    El soporte es mas grueso y cómodo de manipular
•    La emulsión es mas resistente a las ralladuras
•    Posee mejor definición y acutancia
•    Es proporcionalmente más barata
•    Resiste mejor forzados y sub forzados de toda clase
•    Esta fresca, lejos de la fecha de expiración
•    Es de stock constante con pocas posibilidades de ser descontinuada
•    Es de ISO nominal 250 pero puede ser usada sin problemas a ISO 400

Los problemas:

•    Viene en latas de 400 pies y 1000 pies, lo que no es del todo malo ya que son mas o menos 80 cargas en una lata de 400 pies y 200 cargas en una lata de 1000 pies
•    Implica tener un cargador de película y cantidades industriales de chasis para recarga
•    Su uso requiere conocimientos mas o menos avanzados
•    El revelado no es Standard



En estos meses he estado haciendo pruebas de toda clase y yo me he estado dedicando a formular reveladores de propósito especifico de acuerdo a lo que se desea lograr (algo de lo que ya he venido mostrando en este blog), ya que en esta clase de materiales, el contraste y definición se ajusta manipulando la exposición y el revelado.

Sobre el revelado:

El químico de revelado no se vende en tiendas de fotografía por que es un producto de uso casi industrial, diseñado para revelado con maquinas continuas, de modo que ha habido que investigar y adaptar todo el proceso.

Se sugiere el uso del revelador “Kodak D-96 developer” cuya fórmula para un litro de revelador es:

  • 1.5 gramos de metol
  • 1.5 gramos de hidroquinona
  • 75 gramos de sulfito de sodio
  • 0.4 gramos de bromuro potásico
  • 4.5 gramos de bórax
  • Agua hasta completar 1 litro

El tiempo de revelado con el D-96 dependerá del grado de contraste que se desea lograr, a 21 grados corresponde que:
  • 12 minutos de revelado para lograr un gamma de 1.05
  • 09 minutos de revelado para lograr un gamma de 0.84
  • 6.5 minutos de revelado para lograr un gamma de 0.66
  • 05 minutos de revelado para lograr un gamma de 0.56
  • 04 minutos de revelado para lograr un gamma de 0.5

El fijador recomendado por kodak es el “fixer f-5” cuya fórmula es:

  • 250 gramos de tiosulfato de sodio penta hidratado
  • 15 gramos de sulfito de sodio
  • 15 centímetros cúbicos acido acético glacial
  • 7.5 gramos de acido bórico
  • 15 gramos de alumbre de potasio
  • Agua para completar 1 litro

Basta con dejar actuar durante 10 o 15 minutos a temperatura ambiente para un fijado profundo. Debo destacar que esta fórmula al contener acido bórico y alumbre de potasio, tiene efectos endurecedores sobre la emulsión, que lo hace mas resistentes a las ralladuras, pero tiene un olor bastante desagradable y un aspecto lechoso.

Una opción mas simple y económica es el fijador universal F-24 que sirve tanto para películas como para papel.
  • 250 gramos de Sodio Tiosulfato
  • 10 gramos de Sulfito de Sodio
  • 25 gramos de Bisulfito de Sodio
  • Agua para completar 1 litro

http://motion.kodak.com/motion/uploadedFiles/US_plugins_acrobat_en_motion_support_processing_h2415_h2415.pdf

Este es el proceso normalizado y recomendado por Kodak para procesar esta clase de film, pero, ciertamente, como toda película blanco y negro, puede ser revelada con cualquier otro revelador si es que se comprende como funcionan los reveladores a modo de otorgar un aspecto especifico al resultado de cada fotograma expuesto. Como mi interés es hacer fotografía experimental, es poco probable que decante por emplear de manera permanente el método estándar y preferiré desarrollar mi propia técnica de revelado de acuerdo a cada propósito que se plantee como objetivo.

Sobre su uso industrial en cine

Algo me que deja medianamente tranquilo al proyectarme sobre esta clase de materiales, es que su producción es constante y perdurará durante mucho tiempo con pocas modificaciones, ya que es un material que aun se emplea en el rodaje de películas y video clips. En efecto, existe una “industria del cine” que consume de manera periódica esta clase de soportes generando la necesidad suficiente como para justificar su producción a gran escala. Es de hecho, prácticamente el único sustento que hay hoy en día para continuar con la producción de celuloide y en varios productos fotográficos nos encontramos con que se trata de celuloide de cine pero con los procesos de fabricación adaptados a la fotografía comercial. Un caso particular de esto es la Kodak Porta 400 y la Kodak BW400CN ambas hermanas mellizas de la Visión 3 250D (cine) pero adaptadas al proceso de revelado C-41, la primera en color y la segunda sin copulantes para provocar imágenes monocromáticas.

De todos modos, el celuloide de cine fabricado para cine (y no el adaptado a fotografía comercial), comparte una característica particular con mi flujo de trabajo, y es que las imágenes las concibo para saltarme el proceso de positivado en papel y reemplazarlo por el digitalizado directo a partir del celuloide. El celuloide de cine esta optimizado para ser digitalizado, no para ser copiado en papel.

El notable aporte de usar celuloide de cine es la gran latitud que posee, los tonos de pieles naturales y de manejar el comportamiento de este soporte con física logrando resultados más realistas. En efecto, lo que es posible lograr con celuloide de cine, supera con creces las posibilidades de hasta la mejor de las cámaras digitales.

Algunos ejemplos del empleo del Double-X es la introducción de la película James Bond “Casino Royale” y el video clip dirigido por el fotógrafo David la Chapelle “The Voice Within de Cristina Aguilera”





Sobre el índice de exposición

El índice de exposición de esta película viene rotulado como ISO 250 para luz blanca e ISO 200 para luz incandescente, pero ha saber, que todas las películas comerciales hechas para fotografía tienen una sensibilidad nominal mas baja que la efectiva en la cual se emplea, usualmente hay una diferencia de 2/3 de EV.

Por ejemplo, la Ilford FP4 que está rotulada como ISO 125 es realmente película de ISO 80. Esto ocurre con todas las películas fotográficas ya que en esencia el proceso fotográfico no es tan exigente como el de cine, simplemente por que no esta sometida a la continuidad necesaria en un rodaje donde influyen todas las diferencias que podrían provocarse sobre una imagen. Por una cuestión de costos, se sobre rotulan las películas fotográficas de manera comercial con índices mayores, y como todos sabemos, con resultados bastante aceptables. Esta película en cambio coincide que el ISO nominal es el ISO al cual se emplea, pero para fotografía podemos pensar sin ninguna clase de temor a cometer un error grave, en que tenemos una película de sensibilidad efectiva ISO 400, podemos perfectamente cargar esta película en nuestras cámaras y salir a realizar fotografías a ISO 400 sin la mas mínima necesidad de forzar mas tarde el revelado, la única diferencia que podremos notar será una ganancia leve en el contraste de la escena, pero de ninguna manera parecerá una fotografía sub expuesta.

Sobre su latitud


La latitud de esta clase de soportes es extremadamente alta, supera con creces la latitud de cualquier soporte digital. Entre 14 y 18 puntos de latitud por sobre el velo de base alcanzan los celuloides de cine v/s los 6 o 7 de los soportes digitales, lo que ofrece posibilidades de trabajo que ningún soporte digital puede igualar. Esto es especialmente útil en fotografía monocromática, donde la latitud extendida permite reproducir texturas que de otro modo se perderían. Del mismo modo, al momento de forzar o de realizar tomas en condiciones bajas de luz, trabajar en situaciones de alto contraste luminoso o simplemente evitarse el uso de filtros de densidad neutra sub forzando la película, permiten posibilidades creativas que una cámara digital no puede otorgar.

En base a mis propias pruebas, manipulando el revelado, este material puedo emplearlo entre ISO 25 e ISO 12500 (Si, como leen, está bien escrito) y usando cada situación particular de contraste y grano como recurso compositivo en las fotografías.

Esta gran latitud es posible por que las películas para cine están compuestas de manera usual por varias capas de emulsiones destinadas a altas luces, bajas luces y luces medias. Dependiendo del tipo de soporte, algunos celuloides contienen más de una decena de capas (especialmente las negativas color).

Sobre su fabricación

El celuloide de cine esta diseñado para ser maltratado, para ser sometido a fuerzas y aceleraciones propias del rodaje a gran velocidad, por ende, su construcción es más robusta que el film fotográfico. El soporte de tri acetato de celulosa (mas conocido como Mylar) no sólo otorga una gran resistencia al calor, una gran resistencia mecánica si no que además una gran estabilidad dimensional, lo que permite registrar con alta precisión las finas imágenes que producen los lentes cinematográficos. Además de esto, el soporte es más grueso que en una película fotográfica y la emulsión es más resistente a las ralladuras y arañazos, tanto antes de ser revelada como después.

Algo que me resulta exquisito es cargar este material en el espiral del tanque de revelado manual, ya que al ser más grueso corre con mucha suavidad sin doblarse o trancarse a medida que este va ingresando.

Sobre la compatibilidad

Todas las cámaras de 35 milímetros soportan película de cine.

El formato de 35 milímetros es mas bien universal, salvo por sutiles diferencias entre los celuloides de cine y los de fotografía, son absolutamente compatibles entre si.

Diferencias entre uno y otro son por ejemplo la forma de las perforaciones, algunas son cuadradas, otras son ovaladas, y otras cuadradas redondeadas en las esquinas, pero finalmente todas funcionan sobre las ruedas dentadas “cuadradas” de una cámara fotográfica común de 35 milímetros.

La otra diferencia es el arrastre, que en la película de cine es vertical, generando fotogramas de 18x24mm (así como los APSC de las digitales) y en fotografía es horizontal generando fotogramas de 24x36 milímetros, que de paso permite generar las imágenes con mucho mas detalle o hacerla un poco menos vulnerable al grano de la emulsión.

Un fotograma de 24x36 milímetros, digitalizado a 100 líneas por milímetro (una resolución  generosamente baja para esta calidad de material) genera imágenes de 34.56 mega píxeles, un valor hasta ahora inalcanzable para cualquier cámara digital del mismo tamaño.

Sobre el recargado de chasis

Cuando un rollo de pelicula comercial se acaba, usualmente uno lo manda a un laboratorio para el revelado. En el laboratorio usualmente, luego de sacar todo el celuloide, dejan un pequelo extremo dentro del chasís al momento de separarlo del resto del material, lo cortan con una tijera. Esta "colita" de película es la que nos servirá para pegar con cinta adesiva nuestro celuloide de cine y rebobinarlo dentro del chasís usado mediante un cargador de pelicula "bulk loader film".

El problema radica en que la bobina de cine viene en formatos de 400 pies de largo, mientras que los cargadores de pelicula a granel soportan bobinas de solo 100 pies de largo, que es el formato en el que se vende a granel la película fotográfica comercial. Entonces se hace necesario pasar desde la bobina de cine a un núcleo usado de una bobina de película para poder meter el material dentro del cargador. Este proceso debe hacerse en completa oscuridad. Una vez que el cargador esté preparado, puede sacarse a la luz natural y bobinar uno a uno los chasis.

Los chasís se pueden conseguir de manera gratuita o por un precio módico en los laboratorios de revelados, ya que esta clase de materiales es basura para ellos, caso similar con el envase plástico que los contiene que impide que se contaminen con polvo y rallen la emulsión mientras el film entra y sale del chasís. La dificultad radica en darse el tiempo de seleccionar los chasís con suficiente pelicula como para realizar el empalme, ya que algunos tienen muy poco, esta dañado o bien traen la cola dentro del chasís.

Para explicar el procedimiento de recarga, me parece lo mejor es un video resumen:



Pruebas de este material, en la próxima entrada.

3 comentarios:

  1. Hola,

    dónde puedo comprar latas de película negativa blanco y negro Eastman Double X, "Silent Movie Film" en chile??

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    dónde puedo comprar latas de película negativa blanco y negro Eastman Double X, "Silent Movie Film" en chile??

    Saludos,

    ResponderEliminar