Redscale en vision3 500t

Llevo algunos meses realizando experimentos sobre el tema redscale, y en estos meses he llegado a algunas conclusiones un tanto distante de el verdadero motivo de la apariencia “rojiza” de las imágenes al emplear esta técnica como recurso compositivo.

La primera es que: El color rojizo de las fotografías, es por causa de la capa antihalo de los soportes a color, y no por que se exponga a la luz primero la capa roja (de manera inversa). Habitualmente, lo que se imprime primero con luz, es la emulsión que es transparente, luego, la luz residual pasa por el soporte plástico y, finalmente, llega a la capa antihalo cuyo propósito es absorver la luz que pudiera reflejarse en la parte trasera.
Esquema de una película fotográfica
En el caso de una exposición “redscale”, esto es al revés. Primero, pasa por la capa antihalo, la cual tiene color rojo, verdoso, etc, dependiendo de la marca y modelo de cada rollo; luego pasa por el soporte plástico, que en el caso de las peliculas a color es naranjo, y es todo esto lo que tiñe a la imagen de una dominante que va del rojo al amarillo.

Esquema de una película RedScale
Por cierto, estas imágenes además contienen halos, ya que al invertir la película, no hay protección contra esta clase de fenómenos, lo cual aporta una estética menos habitual.

Segundo, la capa antihalo, por su naturaleza, consume una gran cantidad de luz. Es como un filtro de densidad neutra, solo que en vez de ser neutro, es rojizo, absorbiendo por lo menos 3 puntos de exposición, bajando de este modo, la sensibilidad nominal del soporte.

Imaginar esto es simple, basta con intentar ver a través de un trozo de film. Es evidente que será muy difícil, primordialmente, por causa de la capa antihalo más que por cualquier otra parte de la película.

En todo caso, siempre es posible aprovecharse de la excelente latitud que tienen los soportes análogos, y de este modo, variar la presencia de la dominante roja que se agrega a la imagen al exponer la película de forma invertida. Como se pierde mucha luz en la capa antihalo, al exponerse el rollo con una sensibilidad cercana a la rotulada de fabrica, lo que se esta haciendo en realidad, es subexponer, de modo, que esto aporta a que la imagen se vea mas roja. La cantidad de luz que absorbe una capa antihalo, depende de la misma capa antihalo, pero en el menor de los casos seria de 3 puntos. En películas de mejor calidad, esta podría absorber aun más luz, como suele suceder con las diapositivas y las películas de cine.

En el caso particular de las películas diapositivas, considero algo desaconsejado emplear este soporte para este efecto, por su corta latitud y lo poco certero que es la cantidad de luz que se pierde en la capa antihalo, ya que varia con la marca y modelo de un rollo. Salvo que se gaste una cantidad considerable de presupuesto en determinar cual es la exposición ideal para una diapositiva que tiene tolerancia de ⅓ de punto en su exposición, creo que esta clase de recursos debe dejarse solo a las películas negativas.

En el caso de una película negativa, estas soportan bastante bien los errores de exposición, pudiendo registrar de igual modo tanto si se sobre expone, o si se subexpone, no hay pérdida aparente de texturas en la toma. Lo que sí varía (dentro de márgenes razonables), es el contraste y saturación de la toma. En películas económicas, habitualmente se puede equivocar en +-1EV, a lo menos, y este valor mejora conforme se emplean soportes de mejor calidad. En el caso particular de la emulsión de cine, que emplearé en este experimento, es posible realizar exposiciones de hasta +-3EV a lo menos, lo que nos da bastante mas poder creativo a la hora de emplear el redscale.

¿Por qué menciono esto?, pues, porque a medida que más luz le damos a la foto, el tono rojizo deja de ser rojizo, y comienza a ser anaranjado, luego amarillo y después le da a todos los colores un tono pastel. Por cierto, es algo que se descubre mediante ensayo y error, pero es muy interesante tener una película a color que siga siendo a color, en vez de tan solo un monocromo en rojos que sirva como “truco barato”.

En la siguiente imagen, comparo los diferentes tonos de “rojo” que causa el interponer una capa antihalo delante de un lente montado en una cámara digital.

Película fotográfica sobre un lente montado en una cámara digital a modo de filtro
Es posible apreciar, de como los incrementos de 1EV en la exposición, van causando que se adquiera desde un color café hasta un amarillo muy claro, y es el efecto de la capa antihalo al ser usado como un filtro fotográfico delante del lente.

Distintos tonos de Redscale según la exposición
Ok, sé que podrían decir “pero eso es por el efecto de las capas de la emulsión”, bueno, para este experimento en particular, lo que hice fue lavar un trozo de película en tiosulfato de sodio para eliminar por completo los haluros de plata de la emulsión, y luego, los pegué sobre el lente como está en la imagen de más arriba. De este modo, sólo se ve el efecto de la capa antihalo y del soporte antes de que la luz llegue a la emulsión, ya que mi intención es demostrar que el efecto redscale es por causa de la capa antihalo y no por el motivo que todos manejan “el orden invertido de las capas sensibles de color”.

El característico color rojo de las fotografías redscale, es equivalente al gris medio de la cámara, pero no es el único tono posible. A continuación, la fotografía completa que corresponde a la medición de 0EV. (Reitero que es una fotografía y no un esquema hecho en el computador, es el resultado de poner un trozo de película delante del lente, y disparar apuntando al sol).

Dominante de color Redscale típico
Ahora bien, hay muchas variedades de capa antihalo, dependiendo de la calidad de la película y del tipo de celuloide a emplear. Un celuloide de película a color, suele ser de color naranjo, de modo que, las capas antihalo suelen ser de color verdoso. En las diapos, en cambio, las capas antihalo son de color negras, y su composición es diferente. En cine, las capas antihalo son de color negras, y además, están formuladas de lo que se conoce como “REM-JET”, que es una capa soluble al agua confeccionada en base de polvillo de carbono, la cual, además de ser capaz de absorber la luz residual que llega a la parte trasera del soporte, también, conduce la electricidad, canalizando las posibles descargas de estáticas producidas por el rodaje de alta velocidad que se emplea en cine (sólo como comparación, una lata de 400 pies de película de cine se consumen en tan solo 4 minutos de filmación cual son 5800 fotografías en formato cine 16x24mm, esto es equivalente a 80 rollos de película de 35mm). Ahora bien, la capa rem-jet es probablemente una de las mejores capas antihalo y eso implica además, que absorbe mucha luz. En pruebas preeliminares realizadas con esta clase de soporte, he logrado medir que una rem-jet absorbe unos 6 puntos de luz de exposición, a diferencia de los 3 puntos de la capa antihalo de una película de uso doméstico.

Bueno, al grano, actualmente para todos mis experimentos estoy empleando una película de cine Vision 3 500T, la cual tiene una sensibilidad nominal de ISO 500 y es calibrada en Tungsteno.

Visión 3 500T cargada de forma individual en chasis de cámara fotográfica
Que sea una película calibrada para 3200ºK es bastante bueno, ya que ayudará a atenuar un poco más el efecto redscale dando colores pasteles mas naturales, directo en la película. Considerando la cantidad de luz que se pierde en la capa antihalo y en el “filtrado”, se tiene una película equivalente a ISO 6, lo cual es bastante bueno para tomas a pleno sol.

Lo interesante de esto, es que puedo realizar directamente una bobina que esté invertida, meterla dentro del cargador de películas y cargar cada rollo sin la necesidad de que ya haya estado en un chasis metálico, evitando de paso, que pudiera rayarse la película. Hay que recordar que el método común es de tomar un rollo y cargarlo en otro rollo de forma invertida, pero en este proceso, al sacar y meter la pelicula del chasis metálico, es posible que alguna partícula de polvo o de arena quedara metida en el pelusero y las fotos resultantes estén todas rayadas. Esto, ya me había sucedido antes, y por este motivo es que considero fabuloso poder cargar directo de la bobina con este método.

Cargador de chasis fotográficos con una bobina de película invertida
Habitualmente, a pleno sol, empleo un flash como relleno de las sombras, ya que el contraste luminoso es excesivo para las horas del medio día y media tarde, pero como mi cámara análoga sincroniza flash sólo a 1/125s me toca cerrar el diafragma para llegar a una configuración donde ambos puedan trabajar solidariamente. De forma típica esto es F11-F16 a ISO 100, las cuales suelo hacer con mi cámara digital.

La explicación es la siguiente:

Un dia soleado típico son 15 EV de exposición a ISO 100, sabemos que:

Y que la velocidad límite de sincronización es de 1/125s, basta con reemplazar datos y despejar "N" (diafragma) para saber que en estas condiciones, el diafragma debe ser F16.

Si cambiamos la velocidad de sincronización a 1/250s, que sería lo ideal, podemos disparar a F11, de tal modo que, el flash rinde el doble,  a pesar de que la luz ambiental sea la misma. En la cámara digital, intento sincronizar lo más alto que me es posible, esto es a 1/200s, y como es cercano a 1/250s habitualmente disparo a F11, a pesar que según la expresión anterior, debería ser a F13, pero ⅓ de punto no se nota demasiado en la exposición y me puedo permitir ese error. 

Empleo esta misma configuración en la cámara análoga y me da buenos resultados, aunque en rigor, esté sobre exponiendo en la análoga casi un punto entero (bueno, acá debería hablar de un tema tangente, y es la sensibilidad nominal v/s la sensibilidad eficaz de las emulsiones + el efecto de la exposición en el contraste de la escena, pero lo dejaré para la próxima entrada, ya que uso la misma la configuracion de mis fotos digitales en la cámara análoga).

Le pedí ayuda a la modelo Nathalie Leefhelm para realizar algunas secuencias experimentales, en las cuales puse a prueba todas estas situaciones. Esta secuencia en particular, nos fuimos una tarde a la playa de Papudo un día de mucho sol y contraste, según las condiciones de borde del experimento propuesto.

1/125s, F11, ISO 100
El problema adicional, es que, mis referencias digitales son a ISO 100 y tengo una película de ISO 500, 2 puntos y 1/3 más sensible que una ISO 100, de modo que más encima, me toca cerrar el diafragma en 2 puntos más, o sea, F22.

1/125s, F22, ISO400
Para los que saben algo del tema, entenderán la azaña que es disparar con flash a F22, más aún si hay que iluminar una superficie extensa como una persona de cuerpo completo. Esto lo logro concentrando todo el poder de un flash a pilas sobre la modelo mediante una óptica adaptada para estos efectos:

Condensadores Ópticos
Se trata de un condensador óptico, que me permite colimar la trayectoria de los rayos luminosos del flash y de esta forma, concentrar su energía en el objeto que me interesa, y de paso, simular la calidad de la luz solar de día despejado, aunque prefiero extenderme en detalle en otra entrada, para no desviarme tanto.

Este condensador, lo coloco delante del flash, a una distancia equivalente a la longitud focal del elemento para lograr un haz luminoso estrecho.

Flash con modificador en su extremo
Luego, con la ayuda de un trípode, puedo rellenar fácilmente las sombras de luz de sol a cualquier hora del día sin necesidad de llegar a usar la máxima potencia del flash, de hecho, usualmente está a ½ (Canon 550EX) cuando quiero lograr un contraste cercano al 1:1, conforme más contraste me permito, más me rinde el flash.

Setup para rellenar sombras mediante el flash y el condensador
Si bien, logro controlar bien el efecto luminoso, no tengo gran control del efecto fotográfico, el cual, idealmente debe ser del tipo “enfoque selectivo”, con el máximo diafragma que ofrece mi lente y, además, que éste sea un teleobjetivo. Cuelgo un par de fotografías digitales que realicé para la diseñadora de modas Susana Arredondo, nuevamente con la modelo Nathalie Leefhelm que ejemplifican lo que se pretende lograr.

Enfoque Selectivo Sin Flash

Enfoque Selectivo Con Flash
La excepción de estas fotografías es que fueron tomadas con mucho menos luz ambiental, de modo que fue posible abrir el diafragma hasta F2.8 a ISO 400. En la primera, solo con luz de día nublado, ya que no ofrece tanto contraste y no se tiene la necesidad de relleno con luces auxiliares, y en la segunda, en interior, donde la luz clave y la luz posterior están con flash.

El problema es (al sol), que si abro el diafragma, tendría que subir la velocidad por encima de 1/125s y esto no es posible por la sincronización del flash. La solución: un filtro de densidad neutra que me permita compensar de F22 a F2.8, y eso coincide con la pérdida de luz en cine redscale, de modo que tengo:

1/125s F22 ISO 400 (500T)
1/125s F11 ISO 100 (Digital)
1/125s F2.8 ISO 6 (Redscale)

Ojo, que empleo como base común 1/125s de obturación, ya que de todas las cámaras que tengo, mi análoga Canon compatible con mis lentes electrónicos, sincroniza a esa velocidad, y es altamentre necesario obturar a la más alta velocidad posible por dos motivos:

1.- Porque de este modo puedo bajar la presencia de luz ambiente, ayudando al rendimiento del flash. Conviene bajar la exposición con obturación antes que con diafragma, ya que los flashes son sensibles a la apertura de los lentes.

2- Porque un efecto deseado, es el enfoque selectivo, y esto se logra con teleobjetivo. Disparar a velocidades inferiores al inverso de la longitud focal, arriesga a que la imagen quede trepidada, de modo que, lo ideal, es obturar a la más alta velocidad.

Ahora bien, no todo es tan malo. Si tuviéramos suficiente luz de flash y un trípode para disparar, hay que saber de paso, que conforme más lenta la obturación, más nitidez se logra, pero de este tema, me extenderé en entradas futuras. De todos modos, por ahora, es la velocidad mínima que me permitiré para estos experimentos, aún cuando las digitales que poseo sincronizan a 1/200s, y con algo de pericia logro sincronizar a 1/250s (disparando con cables). Casi similar es la Nikon FM3a que uso ocasionalmente que sincroniza a 1/250s de forma nativa, pero, lamentablemente la rueda de control de velocidades de obturación, solo tiene ajustes de a 1 punto, y como habitualmente disparo con una radioesclava que sincroniza a 1/200s, me toca usar ajustes de 1/125s, igual que con la Canon.

Por lo pronto, solo debo aclarar que la base de exposición para un día soleado (que será en la condición en la que emplearé ésta técnica) es de 1/125s F11 para ISO 100 y rellenar sombras con flash.

Discusión:

Actualmente estoy realizando pruebas según los teorizado, pero como se trata de película de cine, tengo que acumular 25 - 30 rollos para poder relevar en masa, de otro modo, en el laboratorio no es posible meter el material dentro de la máquina.

Estos experimentos estarán basados en esta misma idea y se podrá aprovechar la enorme latitud de una película de cine, ya que de este modo, puedo perder luz con esta técnica y jugar más con el efecto fotográfico, al mismo tiempo, de lograr tonos más pasteles, sin necesidad de intervenir la imagen en el computador.

La idea es sobre exponer levemente la película, para perder contraste y hacer más translúcida la capa antihalo.

Cualquier consulta, siempre será bienvenida.

Los resultados, en una entrada posterior

Saludos

4 comentarios:

  1. Buenas! Encontré esta entrada despues de mandar a revelar un Fuji eterna 500t cargado de forma inversa para lograr un redscale. Quería saber cómo te había ido. No encuentro las fotos. Gracias :)

    ResponderEliminar
  2. http://www.drlux.cl/2011/07/redscale-modelo-mariel-n.html

    ResponderEliminar